Lo que hacen los niños antes de ingresar en la escuela, la clave del éxito educativo en Finlandia.

Tomado de: 14 ABRIL, 2014. Forum, Libertas.com

 

El sistema educativo de Finlandia se ha convertido en un modelo a seguir gracias a los informes PISA, las pruebas que examinan desde el año 2000 a miles de estudiantes en todo el mundo para evaluar sus conocimientos en matemáticas, comprensión lectora y ciencia.

 

En ese ranking, los estudiantes finlandeses casi siempre ocupan los primeros puestos, aunque en el último informe sobre estas tres materias, que puso al descubierto los ‘agujeros negros’ del sistema educativo español, los líderes indiscutibles fueron los asiáticos.

En cualquier caso, Finlandia sigue siendo la referencia y el espejo donde se miran muchos países cuando se plantean mejoras en sus respectivos sistemas educativos.

 

 

 

La formación de los profesores, fundamental

 

Pero, ¿dónde radica el éxito de los finlandeses? Se ha hablado mucho sobre la excelencia educativa de los profesores, de la que nadie duda. De hecho, en 1979 fueron equiparados a médicos y abogados, gracias a un título universitario de cinco años.

 

También pueden acceder a un master de educación. Y cada año pasan por cursos de actualización de técnicas de enseñanza: 10 días para los de Enseñanza Básica, y 20 días para los de Enseñanza Superior.

 

Algo quizás menos sabido es que los niños finlandeses no entran a la escuela hasta que cumplen 7 años, mucho más tarde que en resto del mundo. Además, están menos horas en clase, cada 45 minutos tienen recreo, les imponen menos deberes y las vacaciones de verano duran tres meses (en España, dos).

 

Cada profesor tiene autonomía para enseñar el programa como le da la gana. Los profesores no son supervisados por ningún organismo ministerial. Dan 20 horas de clase a la semana, y preparan las clases con otras 20 horas semanales.

 

Los profesores no dividen a los alumnos entre más o menos listos, y se encargan de mejorar el rendimiento de los rezagados. Por supuesto nadie discute su autoridad en clase, ni se les tutea. El alumno conoce muy bien cuáles son sus deberes, y la relación entre el profesor y el alumno es cordial.

 

Con 62.000 profesores en 3.500 escuelas públicas, Finlandia tiene un sistema que selecciona a sus maestros entre los mejores titulados universitarios con el master en Educación. Ahora son los maestros más famosos del mundo gracias a los resultados de sus alumnos en las evaluaciones PISA.

 

Debido a ello, cada año unos 6.600 personas presentan sus solicitudes para las 600 plazas de maestro en el sistema educativo finlandés.

 

Otra cuestión importante es que la educación es gratuita. Los libros y la higiene dental también. Y si los niños viven a más de 5 kilómetros de la escuela, el municipio corre con el transporte.

 

 

 

La clave del éxito

 

Sin embargo, hay algo en el sistema educativo finlandés que marca una gran diferencia con el resto de países, y que responde a la siguiente pregunta: ¿qué hacen los niños antes de cumplir los 7 años? Es en esta cuestión donde surgen las sorpresas.

 

Los niños están en guarderías privadas. Es el llamado sistema preescolar. No es obligatorio, pero se sabe que aproximadamente el 60% de los niños asisten a estas escuelas. Allí, todos los niños se someten al programa nacional de educación preescolar. Según información publicada por lainformacion.com, con datosde la web del ministerio finlandés de Educación, los niños hacen lo siguiente:

 

– Lenguaje: se enseña a los niños a expresar sus sentimientos, opiniones, esperanzas y pensamientos de la mejor forma verbal posible. Se les dan las bases necesarias para la lectura y empiezan a leer.

 

– Matemáticas: se les enseña a entender conceptos abstractos, y a clasificar, comparar y hacer operaciones. También se les enseña a concentrarse en las operaciones, y a aprender a observar su propia lógica.

 

– Ética y religión: como existe libertad de conciencia, pueden escoger religión o ética. Se les expone a simulaciones de rol para que aprendan a desarrollar su pensamiento de valores. Se les estimula la autoestima. Se les imparten nociones básicas en filosofía.

 

– Medioambiente y naturaleza: se les enseña a conocer las consecuencias de sus acciones en el medio ambiente. Se les estimula para que hagan preguntas y encuentren las respuestas.

 

– Salud: se les orienta para que cuiden de su propia salud con acciones responsables e higiénicas.

 

– Arte y cultura: se les estimula la imaginación como parte de su aprendizaje cognitivo. Se les familiariza con los medios de comunicación.

 

– Lenguas: inmersión en las lenguas nacionales (finlandés y sueco), y bases para la formación bilingüe en un idioma extranjero, que suele ser el inglés.

 

Esta educación preescolar no es gratuita. Los padres finlandeses pagan casi 300 euros al mes por niño y guardería. Pero si su renta es baja, el municipio les ayuda a esta preescolarización.

 

Los profesores finlandeses reconocen que gran parte del éxito de sus escuelas se debe a lo que pasa antes de que entren en la escuela, en esa etapa preescolar. En este caso, los maestros o las educadoras no tienen títulos universitarios y, desde luego, no ganan lo mismo que un profesor que ha pasado por la universidad.

 

Pero el preescolar les da una sólida formación en lengua, matemáticas, socialización y valores, lo cual explica en buena parte el milagro del sistema educativo finlandés.

 

Muchos pedagogos piensan que la personalidad de los seres humanos y los valores se forman antes de los 7-8 años, incluida la facilidad para absorber idiomas y ser bilingüe. Justo los años del preescolar finlandés.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El papel clave de la neuromotricidad en el aula

December 5, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes

August 11, 2019